Pareja

Detectar autoengaño en la mujer

El autoengaño en la mujer

 

El engaño es una de las razones principales del sufrimiento humano. Muchas veces nos creamos expectativas equivocadas para evitar experimentar o comprometaerse con la realidad. En este post vamos analizar este interesante tema desde el punto de vista femenino.

 

El autoengaño proviene de la necesidad que tenemos todos de evadir la realidad Clic para tuitear

 

Lo femenino es complejo. Recuerdo las clases en la universidad cuando veía psicoanálisis, una de las frases más famosas de Freud es:

 

Freud mujer
Sigmund Freud padre del psicoanálisis

 

No quiero abrir el debate sobre la igualdad de sexos, la idea de este post es comprender por qué una mujer es capaz de autoengañarse para evadir la realidad, esto no quiere decir que el hombre no lo haga pero como dije vamos a determinar en esta oportunidad a la mujer.

 

Normalmente una mujer es capaz de estar pensando varias cosas a la vez. Puede en un mismo momento de ver el pasado, manejar el presente y predecir el futuro. Esa ventaja frente al hombre que solo es capaz de visualizar una cosa a la vez también se convierte en la fuente principal de su autoengaño.

 

Pareja mano
El amor es libre, no puede atarse nada, tampoco debe hacerlo

 

Una mujer normalmente quiere cumplir con todo, desea que todo transcurra según sus deseos incluso al extremo de AUTOENGAÑARSE. Quiere sufrir en secreto, sacrificarse por los otros, en definitiva evita a toda costa comprometer el YO. Evadir es una de las herramientas más poderosas del Ego para que “no nos pase nada” pero el gran problema de esto radica en que es un gran engaño.

 

No debes permitirte engaños del tipo: “Si me ama debería hacer tal cosa” “Él debería saber lo que me gusta” porque finalmente nos estamos engañando de la manera más simple. Debes reconocer cosas como: Un niño no salva una relación, las infidelidades son responsabilidad de la pareja y no del hombre solo.

 

Eres una persona valiosa, cargada de infinitas posibilidades. Tu mente para muchas cosas es superior a la simplicidad de un hombre pero algo debes aprender de él: No necesitas nada para ser feliz, no es necesario engañarse, hay que decir lo que se piensa y hacerlo con amabilidad y criterio de excelencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *